¿Qué es el networking?

El networking es un concepto que, según el contexto en el que se utiliza, puede significar una de dos cosas: en el contexto profesional, en el que su uso se encuentra más extendido, se refiere a la creación y el mantenimiento de una red interpersonal de contactos de valor, sobre todo a través de eventos o actividades enfocadas fomentar el networking; mientras que, en el contexto informático, se refiere a la conexión de dos o más ordenadores, sistemas operativos o dispositivos informáticos, con el propósito de facilitar el intercambio de datos e información.

En una network informática, o red informática, las conexiones suelen estar dadas, bien a través de sistemas de cableado o a través de tecnologías inalámbricas, y su principal ventaja es la velocidad, consistencia y seguridad en la transferencia de información desde un punto de la red, o nodo de red, a otro. Esto sucede, básicamente, porque no hay intermediarios: la red establece un camino directo entre cada uno de sus puntos de conexión.

La utilidad de trabajar en red dentro de una oficina o empresa es, justamente, la reducción de costos, al acelerar y facilitar la transferencia de información dentro de la red. En este caso, se trataría de una intranet, ya que es una red interna a la que solo se tiene acceso desde uno de los nodos conectados a la red; a diferencia, por ejemplo, de internet, que también es, técnicamente, una red informática.

El networking informático, en todo caso, no utiliza solo hardware (routers, módems, etcétera), sino que también precisa de un software que habilite a la transferencia de la información dentro de la red: un sistema operativo de red (NOS, por sus siglas en inglés) y un software de aplicación, que es el que proporciona la interfaz para la transferencia de datos entre los diferentes nodos de la red.

Además, las redes informáticas deben contar con servidores, que funcionan como filtros o administradores de la información que se transfiere. Es decir, que cuando se envía información desde un nodo a otro, esta primero pasa por un servidor, que se encarga de procesar el pedido, y proceder a distribuir la información según se lo comande desde el nodo emisor.

Según su tamaño, la mayoría de las redes informáticas caen dentro de una de estas clasificaciones:

  • PAN, o Red de Área Personal: es el tipo de red más simple y pequeño que existe, siendo su alcance de apenas unos metros. Se compone, generalmente, por un dispositivo, generalmente un ordenador o un teléfono móvil, que se conecta a una red existente. Un ejemplo de una red PAN es una conexión por USB; mientras que uno de una red PAN inalámbrica (WPAN), es una conexión vía bluetooth.
  • LAN, Red de Área Local: se llama LAN a las redes informáticas en las que se conectan dos o más ordenadores o dispositivos al mismo tiempo. Es el tipo de red que se suele utilizar en empresas, instituciones y organizaciones en las que los nodos de la red están conectados físicamente a través de sistemas de cableados y servidores locales. A su vez, las redes locales pueden conectarse de forma inalámbrica (WLAN) a través de tecnologías de red como el Wi-Fi.
  • WAN, Red de Área Amplia: estas son las redes informáticas en las que un número infinito de dispositivos se conectan entre sí a lo largo y ancho de regiones, países y continentes. La red más grande (y la más utilizada en el mundo), la internet, es considerada una WAN; aunque, cabe aclarar, hay quienes hacen una diferenciación entre WAN y GAN (Red de Área Global), para incluir a la internet dentro de la segunda.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

También te puede interesar

Ir arriba