¿Qué es un dominio de internet?

Un dominio de internet es el nombre, único e irrepetible, de un sitio web. Es la dirección a la que se debe acceder para ingresar a un sitio web en particular, y como tal no puede haber dos iguales en el mundo. Cuando un usuario accede a un dominio en un navegador, lo que está haciendo es, básicamente, pedirle al navegador que muestre toda la información relativa a ese dominio en particular (información que siempre estará alojada en un servidor).

Los dominios, o nombres de dominio, son en realidad representaciones textuales de direcciones IP numéricas, y surgen como solución práctica al problema de recordar estas complicadas secuencias de números. Así, los dominios, cuando están disponibles, se pueden registrar a través de un servicio autorizado de registro, aunque nadie puede ser el dueño definitivo de un dominio, sino que debe renovar su posesión periódicamente (generalmente, cada año). Uno de los principales organismos encargado de regular estos servicios de registro de dominios de internet es la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICAAN, por sus siglas en inglés).

Una de las confusiones más comunes que se producen al hablar de dominios de internet es la de definirlos a estos como sinónimos de URL. La diferencia entre ambos es que una URL (localizador de recursos uniforme) es la dirección completa de un sitio web determinado, en cuya composición se incluye el nombre de dominio, entre otros elementos. Si tomamos, por ejemplo, la URL “https://twitter.com/twitter”, el nombre de dominio es únicamente “twitter.com”.

Los dominios de internet, a su vez, se componen de la etiqueta o segundo nivel, que es el nombre propiamente dicho, y la extensión o primer nivel, que es el punto seguido de una combinación de caracteres presente en todos los dominios. Volviendo al ejemplo anterior, en el dominio “twitter.com”, “twitter” es la etiqueta y “.com” es la extensión. La extensión es una parte fundamental del dominio, ya que pueden existir dominios con la misma etiqueta, diferentes únicamente en cuanto a la extensión, y que, por lo tanto, conectarán a sitios web diferentes.

De esta manera, los dominios de internet se clasifican, según su extensión, en:

  • Dominios de Primer Nivel Genéricos: son los más comunes y los más recomendables para la mayoría de los sitios web, ya que son fáciles de recordar por parte de los visitantes. Entre ellos se incluyen .com, .net, .org y .info.
  • Dominios de Primer Nivel Geográficos: son los que se utilizan para referir a una región o un país en particular, generalmente el lugar en donde opera el sitio web en cuestión. Entre ellos se incluyen .es (España), .ar (Argentina), .uk (Reino Unido) y .mx (México).
  • Dominios de Primer Nivel Patrocinados: son los propuestos por agencias, organizaciones o comunidades particulares, que se ocupan de establecer sus reglas de uso. Entre ellos se incluyen .edu (que utilizan muchas organizaciones educativas), .gov (utilizado por organizaciones gubernamentales), .aero (que utilizan dentro de la industria aeronáutica) y .coop (que utilizan las sociedades cooperativas).
  • Dominios de Tercer Nivel: son los que combinan los dominios de primer nivel genérico y los de primer nivel geográfico. Las combinaciones son prácticamente infinitas, pero a modo de ejemplo, se pueden contar .com.es, .com.ar, .org.mx y .net.uk.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

También te puede interesar

Ir arriba